Preposiciones

De preposiciones.

preposiciones_Echemos una rápida mirada al extraño modo en el que son empleadas algunas preposiciones.  El primer lugar lo he reservado para la preposición de, pues no pasa un día sin que oiga a alguien decir frases como: “A mí me parece de que…”; “Yo creo de que…”; “Aprecié de que…”, etc. Siempre me pregunto qué sentido le ven a ese de en tales casos.

Aun quienes cometen ese error, saben que la preposición de tiene más de 20 usos. A veces, de nos indica la procedencia de algo, e incluso de alguien: Arena de Maspalomas, o dice de qué material están hechas las cosas: Mesa de madera. También el asunto de que trata: Libreta de ejercicios; la causa, el origen de algo: Enfermó de catarro. La condición o cualidad de personas o cosas: Mujer de temple. Determina o fija: La ciudad de La Habana.  Se crean con ella diversas locuciones de modo: Llegó de madrugada. Equivale a desde, en: De Madrid a Cuenca. De ti a mí, es: entre los dos.

De entenderlo mejor, lo habría contestado, cerca de imaginar, acaba de llamar, De tarde en casa, el rebelde de mi primo, de aquello se cree que…,  un pedazo de pan, de un grito la llamó, ¡ay de los que no saben querer!, a diferencia de, de dos en dos, más de lo que convenía. Aclara la Real Academia Española, que sustituye a con, para, y por, en ocasiones. Como ejemplos cita: Lo rompió de intento, ropa de deporte, lo hizo de miedo.

No obstante, tengamos muy en cuenta que no siempre es correcto usar la preposición de en lugar de otras. Veamos: La capacidad de que dispone, y La capacidad con que cuenta. No digamos: “La capacidad con que dispone” y “La capacidad “de” que cuenta”.

Por otra parte, debe utilizarse: Con motivo de, no: “Con motivo a”. Con motivo del aniversario de esa institución, se reunieron los fundadores. Otras inapropiadas pero también muy extendidas construcciones son: “De acuerdo a…”, en vez de: De acuerdo con… O esta, por ejemplo: “El joven de quien te hable, se acompaña al piano cuando canta”. Lo correcto es: Se acompaña  con el piano. Claro está que, si fuera otra persona la que tocara el instrumento mientras el joven canta, entonces sí  podríamos decir que esta lo acompañaba al piano.

Hasta, preposición que sirve para expresar el término de tiempo, lugares y acciones o cantidades, se usa como conjunción copulativa con valor incluyente combinada  con “cuando”, o con un gerundio: Canta hasta cuando come. (Canta hasta comiendo). También se utiliza con valor excluyente seguida de “que”: Canta hasta que empieza a comer.

Sabemos que: durante y mediante son preposiciones; que están en desuso cabe (junto a) y so,  que queda para frases hechas (so pena, so pretexto). Sin embargo, quizás muchos aún no estén al tanto de que igualmente son preposiciones: pro y vía: pro (agrupación pro defensa de los animales), escrita así, separada,  y vía (viajó de Florencia a Montreal, vía París).  Aun cuando siempre debemos considerar las modificaciones propias del lenguaje, podríamos decir que las  actuales preposiciones son: a, ante, bajo, con , contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, sobre, tras, pro y vía, estas dos últimas sujetas a las condiciones de uso antes indicadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *